Orígenes de la escuela: La historia del sauce

Pubicado enCategoríasHistoria de la Ryu-Ha

 

Escaramuza entre bushis

 

En el s. XVIII se produjo una batalla entre varios clanes, entre ellos, el clan Miura. En esa batalla el clan Miura se vio diezmado por sus enemigos, y durante el transcurso de la batalla un Daimyo del clan fue herido de muerte.

 

Este Daimyo, en un último intento por salvar aunque fuese el honor de su familia, llamó a un bushi cercano a él y le encomendó la misión de portar su katana a su familia para evitar que los clanes enemigos se apoderaran de ella.

 

Ese bushi al que llamó el Daimyo del clan Miura se llamaba Matsutaro Sayumon, y en el momento que recibió la orden supo que hiciese lo que hiciese debía morir ese día. El código del Bushido dictaminaba que si un bushi abandonaba el campo de batalla con vida aun pudiendo luchar era un deshonor, por lo que debería hacerse seppuku y acabar de este modo con su vida. De igual modo, si decidía quedarse a luchar con sus compañeros hasta el final, estaba incumpliendo una orden directa de un superior, por lo que también debería hacerse seppuku.

 

En cualquier caso,  Matsutaro decidió obedecer al Daimyo y portar la katana a su familia tal como se le ordenó. No obstante, intentando huir del campo de batalla fue herido de gravedad y después de escapar como pudo llegó extasiado a un páramo donde se apoyó ya muy maltrecho a la sombra de un sauce llorón.

 

En ese momento, sintiendo que su fin estaba ya cerca, e intentando evitar que los enemigos que le venían siguiendo capturaran el sable del Daimyo muerto, se incorporó, desenvainó dicha katana, cargó toda su energía en el sable y lo clavó con todas sus fuerzas en el corazón del tronco del sauce.

 

Instantes después los bushis del clan contrario que lo perseguían en su huida le dieron caza y lo decapitaron. Por suerte (si se puede llamar así), por más que lo intentaron no fueron capaces de sustraer la katana del árbol, así que se marcharon abandonándola en ese lugar.

 

Un tiempo después (no se conoce con exactitud cuántos días más tarde) un bushi del clan Miura superviviente de la escaramuza que duró varios días siguió el rastro de la huida de su compañero Matsutaro, y al encontrar su cadáver y la espada clavada en el árbol optó por acabar de cumplir la misión de portar la katana a la familia del Daimyo fallecido.

 

Así pues, cargó toda su energía interna localizándola ésta en el sable y estiró con todas sus fuerzas para sustraerlo del árbol, y lo consiguió. En ese momento, adquirió todo el peso de la misión por la que Matsutaro había dado su vida, y una vez entregó el sable a la familia a la que pertenecía se retiró de la vía guerrera y se hizo monje a causa de los acontecimientos vividos recientemente.

 

En aquella época, había una alternativa al seppuku, y era retirarse a un monasterio y hacerse monje. Fue esta la opción que Matsuura Sentaro Yoshimitsu (que así se llamaba el bushi que retiró la katana del sauce) tomó para evitar la muerte. No olvidemos el código del Bushido y lo que éste suponía, Matsuura debería haber muerto por 2 motivos: el primero por no haber muerto con el resto de sus compañeros en el campo de batalla, y el segundo por haber llevado a cabo una misión que no se le había encomendado a él (fue encomendada a Mastutaro, el bushi que la clavó en el árbol).

 

Reconvertido entonces en monje, Matsuura se retiró al monasterio de Tem-Mon-Ji, situado en la colina de Kiru-Jariyama. Dicho monasterio estaba entonces regentado por Soheis (monjes guerreros) que practicaban diferentes artes, pero todas ellas pasaron a segundo plano cuando Matsuura trajo el Shorinji Tetsuken Kakute-Jutsu Miura-Ryu, precursor de la rama que crearía en dicho monasterio.

 

La rama que allí creó Matsuura fue la que conocemos con el nombre de Zen Nihon Honden Sohei Miura-Ryu Hozon Shinkokaï Yawara y no es más que la propia escuela tal y como la conocemos ahora. Dicha escuela adquirió un peso muy importante en ese monasteio, tanto que, de hecho, uno de los significados de la palabra “Honden” en el nombre de nuestra escuela es el de “Sala Principal”, puesto que era allí donde este centenario arte se entrenaba y practicaba. Tan sólo un arte principal se podía entrenar en Tem-Mon-Ji, por lo que se deduce que de todo lo que se practicaba allí lo de más importancia fue nuestra escuela.

 

Con el paso de los años, de los diferentes maestros de transmisión plena que fueron elegidos para crear rama y Dojo, Takamatsu Toru creó en el siglo XX su rama, la Zen Nihon Honden Sohei Miura-Ryu Hozon Shinkokaï Yawara Takamatsu-Ha. De ella, a principios del siglo XXI (año 2008), José Miguel Martínez Barrera crea también su rama, la Zen Nihon Yawara Miura-Ryu Honden Sohei-Ha, que posteriormente en el año 2011 acabaría renombrándose definitivamente como la Zen Nihon Dento Miura-Ryu Yawara Honden Sohei-Ha (nuestra rama).

 

A título informativo; la rama Sohei se creó a partir del 7º sucesor depositario del tronco original (de la Miura-Ryu pura). Es decir, en el año en el que se escribe el texto que está leyendo (2012), somos de la 14ª generación de la Miura-Ryu pura, pero más concretamente somos de la 7ª generación de la rama Sohei.

 

Éste es, por tanto, el origen de la historia de “La Escuela del Corazón de Sauce”.